Be happy,  Cuida tu interior,  Personalidad,  Rasgos,  Valores

Críticas

Todos hemos sufrido las críticas en algún momento de nuestra vida. Comentarios desafortunados de gente desafortunada. Opiniones que te dolían o gestos que cuestionaban tus decisiones. La vida estará siempre llena de estos momentos, solo queda en nuestra mano aprender a gestionarlos para evitar que ninguno de ellos nos afecte más de la cuenta. 

Cuando alguien te hace un comentario negativo sobre tu decisión, apariencia o acciones, primero de todo identifica la persona que lo está haciendo, ¿Merece la pena escuchar su comentario? Segundo, la situación por la que está pasando esa otra persona, ¿Es plenamente consciente de lo que dice? Y tercero, analizarse a uno mismo y ver en que situación personal te encuentras y si eso puede estar afectando a como recibes el comentario. 

“Si escuchas una voz dentro de ti que dice “no puedes pintar”, entonces pinta, y la voz será silenciada.”

Vincent Van Gogh

Quiero pensar que simplemente hay gente, que no piensa que aquello que te va a decir puede herirte porque estés pasando un momento delicado. Que no valoran si ese comentario es una opinión constructiva que te pueda ayudar o directamente te atacará donde más duele sin que tú mismo puedas resolver nada. Hay personas que no valoran que en la variedad está el gusto y hay determinadas cosas que muchas veces no son opinables como la forma de vestir o en general la apariencia física. 

Cuando entra en juego juzgar tus decisiones personales, entramos en terreno pantanoso. Nunca nadie estará en la situación que tú estás, ni nadie habrá vivido lo que tú. Por tanto, podemos escuchar las opiniones pero solo en ciertos casos llevarlos a nuestro terreno, porque en pocas situaciones estarán dando una opinión desde la EMPATÍA y  RESPETO.

¿Os ha pasado esto alguna vez? Alguien en un momento determinado ha opinado sobre algún aspecto físico o estético tuyo, viéndolo de forma negativa. Y justamente tú por dentro piensas, vaya casualidad, a mí tampoco me gusta esto de ti pero me lo callo. El RESPETO amigos, la prudencia y el saber estar. No todo lo que pensamos puede salir por nuestra boca, no todo lo que opinamos es opinable para la otra persona y sobretodo no todo lo que sabes de la otra persona es todo lo que hay detrás.

Aquí entra en juego nuestra actitud. Llevar todos esos comentarios, sean positivos o menos positivos de una forma apacible, sin que llegue a afectarnos más de la cuenta y dando un golpecito en la mesa si es necesario para hacerte respetar, valer y demostrar que no cualquier comentario puede contigo. Nuestra personalidad a veces falla, tiene momentos de debilidad que justamente salen a la luz frente a este tipo de situaciones. En esos momentos, solo queda parar un instante, escucharnos a nosotros mismos y recordarnos que quien somos, como somos, como vestimos, lo que decidimos es parte de nuestra esencia y nos gusta tal y como es. 

Ama, ámate y siempre ama. Desde el amor, todo se puede.

Adentrase en el fin de semana con ilusión para recargar las pilas y empezar la semana con positivismo y motivación.

Queda oficialmente inaugurado….Redoble de tambores…. ¡EL FIN DE SEMANA!,

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.140 suscriptores

Un Comentario

  • Laly

    Debo decir que estoy totalmente de acuerdo con lo que dices, es mas, me veo reflejada en ti, me sucede muchas veces que las criticas me disgustan pero si lo analizas bien, son las cosas que hacen que te vaya mejor en la vida no?
    Sigue pa delante que yo te sigo y te leo!!!
    Gracias por la publicacion

    Laly

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: