Personalidad,  TIPS

El Debate

En nuestro día a día nos enfrentamos a conversaciones con nuestro alrededor, conocidos o menos conocidos, en los que el debate se abre. Ahora bien, te habrás dado cuenta que no con todo el mundo puedes debatir, hablar o conversar de forma natural. 

La esencia está en partir desde el respeto, la tolerancia y la comprensión. Desde ya te digo que te darás cuenta cuando puedes debatir con una persona o no, es fácil de localizar. Esa persona que no cuenta su opinión, sino que la impone, que para defender sus argumentos hunde los tuyos, los machaca para realzar los suyos. Esa persona que te interrumpe constantemente y no te escucha. Si estás ante ese tipo de persona, para, calla y no sigas. La conversación no llevará a ningún lado, porque tendrá como único objetivo: Llevar la razón. 

 

“He aprendido a no intentar convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización del otro.”

José Saramago.

 

SABER DE LO QUE SE HABLA.

La regla principal es saber de que estás hablando. Si no conoces el tema, mejor abstenerse. Deja a un lado: “A mi me han dicho” “Fulanico hizo esto” “Me han contado que…” Información oficial, con fuentes oficiales. Harán que tus argumentos sean fehacientes y de peso. No desvíes el tema, ni vayas a temas personales, es un síntoma de falta de argumentos reales.  

ESPERA TU TURNO.

Tan fácil y sencillo como esperar nuestro turno para hablar. Sin interrumpir a la otra persona. Escucha los otros puntos de vista, es simple y llanamente un signo de tolerancia, respeto y empatía hacia la otra persona. 

CONTROLA LAS EMOCIONES.

No grites, no te enfades por que parezca que pierdes la razón. En un debate no se trata de llevar o no la razón, se trata de aprender algo nuevo si no estabas en lo cierto. De modificar tu pensamiento si era erróneo. Se trata de aprender de la otra persona, de sus conocimientos. No ataques con temas personales que solo van a hacer daño y que desvían la atención del objetivo principal del debate.

 

Seguramente te hayas encontrado con gente con la que es muy agradable mantener una conversación y debatir. Y gente que ha sido todo lo contrario. Es muy sencillo y te animo a que tú desde tu persona, aportes ese granito de arena a la sociedad. Simplemente se trata de debatir desde la buena fe, desde el corazón. Intentando que el debate sea algo positivo y que os retroalimente de conocimientos a ambos. Ser prudente y escuchar, ante todo escuchar. No levantar la voz para intentar llevar la razón ni sacar temas que puedan hacer daño a la otra persona pensando que con esto conseguirás ganar. No se trata de ganar o perder, sino de llegar a un punto en común donde los argumentos de ambos se junten, se contrasten y comparen. Simplemente es cuestión de RESPETO. 

 

Ama, ámate y siempre ama. Desde el amor, todo se puede.

Que tengas una feliz semana. Muchas gracias por leerme y de todo corazón deseo que disfrutes con cada lectura. Con esto declaro oficialmente inaugurado…. 

¡El fin de semana! 

OC_CIRCULAR_CMYK.jpg

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.140 suscriptores

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: