Be happy,  Cuida tu interior,  Personalidad

Tu propio camino

De jovencita siempre me afectaba mucho lo que pensaban o decían sobre mí, mi situación o las opiniones que ejercían sobre lo que debía o no hacer. Supongo que la edad, experiencia y mentalidades cambian y con todos esos cambios se van los “¿Qué pensarán de mí?”

Me parece muy normal que los adolescentes, si además les acompaña una personalidad no muy fuerte, estén pendientes de esa aceptación social. Sales al mundo casi por primera vez y tienes la necesidad de ser aceptada, al menos por tu círculo de amistades. Caer bien es importante y que tus bromas hagan gracia aún más. Un problema si eres una persona tímida, celosa de sus temas personales y que además no congenia del todo bien con todo el mundo.

¿Por qué buscamos la aceptación de la sociedad?

Cuando creces, tu corazón y mente maduran. Evolucionas como persona y llegas al punto de reconocer que nadie en este mundo podrá nunca pensar y actuar como lo haces tú. Primero de todo, porque son ellos quienes piensan, no tú. Segundo, porque nunca habrán vivido las situaciones que tú viviste, por tanto no pueden actuar de la misma manera. Y tercero y último porque a cada uno nos da la real gana de ser como somos por unos motivos, sean cuales sean, que hacen que tu esencia esa esa y no otra.

Pasas de la dependencia social al, me importa un pimiento lo que pienses sobre esto. Es cierto que a no ser que seas una persona que por naturaleza dependa de las opiniones de los demás, irás cambiando, y quizás solo los comentarios de los que tienes más cerca te harán reflexionar.

Digo reflexionar y no cambiar. Soy de las que apoya el escuchar opiniones dispares, pensar sobre argumentos que ni me había planteado y dedicarles tiempo. Verte a ti en esa situación con una solución diferente a la que te habías planteado. Y una vez tengas todas las opiniones que tú consideres importantes o ejemplares, recopilando todo, podrás llegar a tu propia conclusión. Muchas veces será la misma que tú habías iniciado, pero quizás tenga matices que no habías imaginado que podrían llegar, a no ser que hubieras escuchado al de al lado.

No soy del blanco o negro, soy de grises, moviéndome en una escala cromática de aceptación, de adaptarse a las situaciones que te van viniendo y aprendiendo de las que vives cerca de ti. Nunca me gustaron los extremos. Soy de la evolución y el progreso, del cambio pausado y el crecimiento interior de las personas.

 

“Tu tiempo es limitado, así que no lo desperdicien viviendo la vida de otra persona. no dejes que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior” Steve Jobs

 

Basta ya de pensar continuamente en el que dirán, en si la vecina de enfrente sale o entra, si abre mucho las ventanas o limpia mucho o poco. Qué más nos da los motivos que tuvo aquella persona para tomar esa decisión. Nunca estaremos en la piel de los demás, y siempre pensaré que para juzgar, has de estar en su mismo lugar y probablemente esa situación nunca se dé. Apostar por centrarnos en nuestros corazoncitos, mirar hacia nuestro interior y juzgarnos a nosotros mismos, si seguimos la línea que siempre pensaste seguir. Siempre para rectificar y mejorar el camino. Todas la opciones son válidas, porque todos y cada uno de nosotros somos válidos para tomarlas. Un día se nos dio una vida, para hacer con ella lo que mejor supiéramos, nos dio una, no la de cada uno de nuestro alrededor, esas no son de nuestra competencia.

Ama, ámate y siempre ama. Desde el amor, todo se puede.

Adentrase en el fin de semana con ilusión para recargar las pilas y empezar la semana con positivismo y motivación.

Queda oficialmente inaugurado….Redoble de tambores…. ¡EL FIN DE SEMANA!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.140 suscriptores

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: